Una Nueva Política De Inmigración Desastrosa Que Pudiera Implementarse Por La Administración de Trump

El presidente electo Trump está buscando consejo de Kris Kobach, un extremista de derecha y proponente anti inmigrante, en cuanto a cuestiones y la política de inmigración. Kris Kobach es el autor de la infame ley de Arizona, “muéstreme sus papeles”, en la cual la mayor parte de sus porciones fueron rechazados por la Corte Suprema de los Estados Unidos.  También es el autor de la aun peor propuesta SB-6 que fue negada por la legislatura de Kentucky hace tres años.

Durante una entrevista reciente con CNN, el Sr. Kobach hablo sobre la ley vigente, “deportación acelerada.”  Este es un proceso en el cual la persona puede ser deportada rápidamente sin la oportunidad de ver a un juez o aplicar por amparo migratorio.

Actualmente bajo la política del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en ingles), deportación acelerada se limita a individuos que: 1) entraron a los Estados Unidos sin inspección (conocido también como “entrada sin inspección” o “EWI,” por sus siglas en ingles), 2) son encontrados por el DHS dentro de los límites de 100 millas de la frontera y 3) entraron dentro de 14 días de ser aprendidos.  La política de DHS incluye la limitación de 14 días pero no se encuentra en el estatuto – es solo política y puede cambiar en cualquier momento.  El estatuto dice que aplica a cualquiera que llene los primeros dos puntos antes mencionados y que no pueda comprobar que ha residido en los Estados Unidos continuamente por los pasados dos años.  A estos individuos solo se les permite la oportunidad de defenderse ante la policía del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés), no se les da la oportunidad de ver a un juez de inmigración, ni son elegibles para aplicar para la suspensión de deportación.  También son deportados rápidamente de los Estados Unidos, normalmente en un autobús a México o por avión al país del individuo.

Kobach sugirió ensanchar el proceso vigente de “deportación acelerada” para incluir a aquellos que son encontrados en cualquier parte de los Estados Unidos que no puedan producir documentos comprobando de manera satisfactoria al policía de CBP de que han residido en los Estados Unidos continuamente por los pasados dos años.  Esto significa que si un individuo indocumentado es detenido por un policía de inmigración (ya sea CBP o ICE) en cualquier lugar de los Estados Unidos y no puede proveer documentación que pruebe su presencia física en los Estados Unidos por los últimos dos años, podría enfrentar la deportación acelerada.  Como se mencionó anteriormente, esto significa que la persona detenida no tendría la posibilidad de ser puesto en libertad bajo fianza, no se le permitiría tener una audiencia frente a un juez de inmigración y no sería elegible para solicitar amparo de deportación. Esto elimina la posibilidad de aplicar para la Cancelación de Deportación, la cual muchos individuos indocumentados son elegibles para aplicar y si fuesen aprobados, equivaldría a la residencia permanente.

No sabemos si este cambio de política extrema y desastrosa política sucederá pero como se mencionó anteriormente, Kris Kobach hablo de ella abiertamente en su entrevista con CNN, así que deberíamos tomarlo en serio.  Después de que el presidente electo Trump tome posesión de la residencia, aconsejamos a todos que siempre carguen en su persona, prueba de su presencia física por los pasados dos años en los Estados Unidos, en caso de ser detenidos por un policía de inmigración.  Les aconsejamos encarecidamente de que tengan una segunda copia de su prueba en su casa, por en caso de ser necesario, un familiar o amigo (que tenga estatus legal) pueda presentarlo a un policía de inmigración.

 

Aun si llegará a ser arrestado sin su documentación de prueba, exija hablar con su abogado de inmigración y a tenerlo(a) presente con usted en su audiencia de deportación acelerada ante un policía de inmigración.